51518104

ALGUNOS TESTIMONIOS DE PERSONAS REALES

RAMON ROSALENY


Hace aproximadamente dos años que concocí la escuela Dharma Ananda. Desde entonces hasta hoy sigo allí formándome en Yoga Integral y Psicoterapia Transpersonal. Está siendo un proceso de evolución profundo y la vida para mi ha pasado del gris oscuro y denso, a ser de colores vivos, ligeros y alegres. He realizado muchas formaciones en mi vida y cada una de ellas esperaba que me aportara la fórmula, experiencias o conocimientos para calmar mi inquietud interna, pero lejos de disminuir, tras un breve lapso de tiempo, esta aumentaba. En cambio, desde el primer mes en la Formación de Yoga siento que he llegado: "ya estoy en casa". Como dice el principito: "lo esencial es invisible a los ojos", y lo esencial es lo que me permite experimentar cada una de las enseñanzas y personas que forman parte de la escuela. En fin, muchas son las razones por las que recomiendo esta escuela y sus formaciones pero entre las más destacadas están: la calidad y profundidad de sus enseñanzas; su enfoque holístico e integral; la proximidad y el trato exquisito de l@s profesor@s y compañer@s; su metodología coherente, directa (sin adornos ni folklores), próxima, flexible y la adaptación a las necesidades de cada persona; su permeabilidad a los últimos avances científicos y la aplicación inmediata en su sistema de enseñanzas, por lo que posee un marcado carácter innovador; la relación calidad-precio, etc... Pero como reza uno de los principales axiomas de la escuela te invito a que no creas estas palabras sino que lo experimentes. Eternamente agradecido. Un abrazo maestr@s y compañer@s


ELISA TERROBA


En la búsqueda de la esencia del yoga, busqué y busqué, encontré formaciones variadas, pero no las sentía cercanas a lo cotidiano, soy una mujer que pisa tierra, que cree en la cercanía, en la coherencia. Tras unos meses meditando, encontré la escuela que con su flexibilidad, su cercanía y sobretodo la alegría que transmite, reunía lo que quería. Cada mes viajo desde Pamplona a Valencia y me nutro de una especial manera de experimentar el yoga tanto energético como físico. Mi transformación ha sido paulatina, a ritmo de mi práctica personal, he adquirido hábitos que hacen que mis días sean más conscientes. La vida es un camino y yo agradezco que me haya puesto la Escuela Dharma Ananda en el mio, me ha dado el ejemplo de coherencia que buscaba. Así que muy recomendable, os lo dice una mamá de dos niños pequeños que llega nutrida de tierras lejanas.


 LUZ VICTORIA ARANGO


De la mano de Tao y Ananda, de la escuela Dharma Ananda he aprendido una forma de vivir en unión con mi Ser y con el Universo, he recordado quién soy y por qué estoy aquí, además de aprender un oficio con el que hoy me gano la vida, ayudando y sirviendo a los demás y al Universo. Gracias, Maestros de vida.




   TERESA MELCHOR AGUILAR


Hola, soy Teresa Melchor. Paso 6 meses al año en Valencia durante los cuales hago yoga con una profesora formada en esa escuela. Aunque he practicado yoga durante años en inglaterra (hatha, ashtanga y kundalini principalmente) estoy fascinada con este yoga integral. Me encanta como me pude dar tanta paz y tanta energía al mismo tiempo. Además mi Devi de españa es muy sabia y muy amorosa y crea un clima muy profundo y potente en las clases. Ella dice que es porque practica este yoga diariamente con su meditación diaria (que yo ya he incorporado a mi vida después de aprenderla con ella.) Como verán estoy muy contenta... jejeje... Recomiendo sinceramente a los que puedan que prueben este yoga. Como dice Devi...Te cambia la vida..



ENCARNA NAVARRO


Hola a tod@s. LLevo diez años practicando Yoga, empecé por problemas en la espalda y sentí que gracias a la practica mi cuerpo estaba mejor, me sentía mejor., con el tiempo decidí poder transmitir a otras personas los beneficios de esta práctica y pensé en formarme como profesora de Yoga. Y llegué a la escuela Dharma Ananda, me habían hablado muy bien de ella y no se equivocaron. Mi primera impresión fue la sensación de estar en casa- Llevo dos años en la escuela , en cada seminario he aprendido muchisimo, mis maestros han sabido transmitirme con humildad, sabiduria, compasión y con mucha cercania las enseñanzas de esta práctica. He aprendido a mirar hacía mi interior, a vivir en el presente. Durante este tiempo he conocido a muchos compañer@s y todos me han aportado mucho. Sobre todo destasco esa cercanía con la que me han tratado desde el primer día. Gracias Maestros por Todo.


MANUEL GALAN


Después de algunos años de práctica del yoga en distintos lugares de la geografía y con distintas escuelas creo que puedo decir que he llegado a casa. El impacto que el yoga integral, tal como lo entiende la escuela Dharma Ananda, ha supuesto para mi no puedo describirlo más que como el descubrimiento de un camino largamente buscado. El poderoso efecto que la equilibrada mezcla de hatha yoga, kundalini yoga y pranayama proporciona, a la vez relajante y energético, expansivo pero centrado en el propio Ser, hace que sea una potente herramienta de crecimiento personal, de intensa transformación. El hincapié que la escuela hace en el establecimiento del hábito de la sadhana personal diaria, en la importancia de la práctica de la meditación y en el respeto a los principios del yoga consigue, además, que esta transformación personal se expanda y ayude a la transformación silenciosa de nuestro entorno y de las personas que nos rodean, creando pequeñas burbujas de felicidad que van creciendo y contribuyen a mejorar, humildemente, el día a día de nuestras vidas. Por último, el ambiente creado por Tao y Ananda contribuye a que el ambiente entre los yoguis y yoguinis de la escuela sea de intensa emoción, estableciendo un vínculo de familia hermoso y perdurable, aún después de finalizada la formación. La escuela de yoga Dharma Ananda es, sin duda, el inicio del largo camino de descubrimiento del Ser interior y a la vez Universal. Sat Nam.



CRISTINA CANTOS


Entré en contácto con el Yoga hace ya unos 20 años y a través de otras escuelas de Formación. Hoy he vuelto a contactar con esta disciplina a través de la Escuela de Yoga Integral Dharma Ananda, que con su mezcla de Hatha Yoga y Kundalini me ha dado una perspectiva nueva, enriquecedora, integradora y poderosa de esta herramienta del desarrollo de la conciencia, que es el yoga. Estoy muy agradecida a esta escuela por su enfoque rico, profundo y no sectario, por la profesionalidad que demuestran sus miembros y por el afecto y compromiso con el desarrollo integral de sus alumnos. La recomiendo vivamente a todos aquellos que quieran conocer qué es el Yoga. Cristina



JOSE LOPEZ


Hola a tod@s Hace más de 20 años entré en contacto con el Yoga, desgraciadamente perdí su práctica y hace unos dos años volví a retomarla, afortunadamente a través de la Escuela de Yoga Integral Dharma Ananda. En aquellos años, yo practicaba Yoga, hoy en día “vivo el Yoga”. Y lo vivo gracias a la magnífica tarea pedagógica de dicha Escuela. Dharma Ananda no solamente es un centro dónde se imparten precisos y certeros conocimientos acerca de la disciplina del Yoga, sino que desde mi modesta opinión es un lugar de vida y de encuentro entre las personas, de intercambio de opiniones, dónde se aporta de uno y otro lado contenidos humanos y profesionales, es decir, hace gala a su nombre, a ser un espacio Integrador; con el valioso aderezo añadido de la ausencia total de ninguna clase de proselitismo, dogmatismo o adoctrinamiento, prácticas estas muy extendidas hoy en día desgraciadamente en nuestra sociedad. Aquellos que os acerqueis a este Espacio de Vida, encontrareis un lugar dónde además de adquirir una verdadera enseñanza de calidad de esta disciplina, obtendréis un punto de referencia magnífico para clarificar posibles dudas sobre futuras orientaciones personales y profesionales, os lo digo desde mi ámbito profesional que es el de la Psicología. Ni que decir tiene, la amplia repercusión y aplicación que está teniendo hoy en día la práctica del Yoga en ámbitos terapéuticos, docentes, sociales, labores, creativos y humanos continuando con un largo etcétera. Quisiera comentaros también, algo que desde el primer momento me llamó la atención de dicha Escuela, dejando aparte la gran profesionalidad con la que se trabaja, y fue la profunda “vocación de servicio “ que se transmite, aspecto este para mí fundamental, no sólo desde el punto de vista pedagógico, sino humano. Dudo mucho que en otros Centros docentes se respire ese aroma tan exquisito que desprende el de la ayuda totalmente desinteresada dada desde el amor a nuestros semejantes. Por si os quedara algún resquicio de duda al respecto, simplemente, acercaros como hice yo, y comprobarlo por vosotr@s mism@s. Un saludo “Que todos los seres sean felices”

INICIO